Entienda como economizar en los procesos de Tratamiento de Aguas Residuales

linkedin
Compartir en linkedin

Una planta de tratamiento de aguas residuales (PTAR) es una instalación en la que se utiliza una combinación de varios procesos físicos, químicos y biológicos para tratar aguas residuales y eliminar contaminantes. Las aguas sin tratar o con tratamientos incompletos pueden generar un gran impacto sobre el medio ambiente, por eso es esencial hacer el proceso de tratamiento correctamente.

Al iniciar un proyecto de PTAR es importante hacerlo a la medida, considerando características únicas como: volumen a tratar actual y futuro, espacio disponible, características del agua en condiciones normales y en aumento de carga contaminante, contaminantes específicos, tipo de descarga, disponibilidad de químicos de tratamiento, etc.

No tomando en cuenta estos criterios, posteriormente pueden convertirse en costos indirectos o no planificados, por ejemplo, mayores horas de operación por incapacidad de procesar la carga diaria, modificaciones posteriores, aumento en el consumo eléctrico por exceso de manipulación, tratamientos extras al agua o poca eficiencia en el manejo del lodo, entre otros.

Trasladándonos a la visión del encargado, donde la tarea asignada es aumentar o volumen a tratar u optimizar los recursos, la primera opción de reducción de costos es buscar mejores precios en insumos, siendo una solución limitada por la eficiencia.

Habitualmente el proceso es simplificado, recargando en un solo químico el éxito de la operación, normalmente el coagulante. Sin embargo, esto genera una pérdida de control del proceso.

Con escaso o nula dosis de un regulador de pH, el coagulante por su naturaleza alcalina reacciona primero para ajustar el pH y después de esto empieza a realizar su función principal de coagular. De esta forma, se gasta una mayor cantidad de coagulante pues o hará su función principal y su exceso generará lodos de mayor volumen, el cual necesita mayor cantidad de floculantes para ser procesado.

En ciertas condiciones es difícil detectar este problema por desconocimiento o por asumir que se tienen el tratamiento optimizado. En nuestra experiencia en GTM, distribuidora de productos químicos experta en Latinoamérica, comprobamos con pruebas de jarras a nivel laboratorio y una prueba industrial del sistema químico que las plantas con mejor costo por metro cubico de agua tratada, precisamente son las que tienen claro la función de cada producto y hacen el balance de todos los materiales. 

 

 ¿Qué hacer para evitar este problema y todavía ahorrar en la operación?
  1. Encontrar en que pH es más eficiente el coagulante que estamos utilizando para aproximarnos con ácidos o alcalinos al pH óptimo.
  2. Presentar la primera reducción de costo debido a que un regulador de pH tiene un costo menor a un coagulante kilo a kilo.
  3. Provocar la aplicación justa de coagulante y floculante como segunda reducción de costo, obteniendo menores volúmenes de lodo en comparación de un tratamiento no balaceando. Esta reducción toma importancia ya que en el manejo de lodos ocupa una gran parte del presupuesto.

Este balance es importante realizarlo con frecuencia o cuando haya cambios en las condiciones del agua a tratar. Con este análisis estará dentro del cumplimiento de parámetros y es posible lograr una reducción de costos en la planta, lo que permite invertir en otras secciones del proyecto.

En GTM contamos con una amplia variedad de productos que pueden ser utilizados en su proceso tratamiento de aguas para lograr un buen desempeño, como los ácidos fuertes y débiles, alcalinos, coagulantes inorgánicos, floculantes aniónicos y catiónicos con varios pesos moleculares y cargas, productos de desinfección clorados y no clorados, entre otros.

Adicionalmente, contamos con soporte técnico enfocado en realizar el balance y pruebas de los químicos para determinar el tratamiento idóneo para su operación y asegurar ser la mejor opción. Póngase en contacto con uno de nuestros expertos por el correo gtmchemicals@gtmchemicals.com

 

Artículo escrito por José Roberto Calderón Mazariegos, Experto Técnico Comercial de GTM en Guatemala. Para aclarar alguna duda sobre el tema, contacte el ejecutivo: jrcalderon@gtmchemicals.com